• Feed RSS
2

La revista Interviú publica esta semana un reportaje sobre la peculiar guerra que enfrenta al cabo Pérez con el ejército español. Ya sabemos que la legislación militar es diferente a la civil, pero lo que le ocurre al cabo Juan Antonio Pérez después de doce años de servicio debería hacernos pensar. ¿Cómo algo que puede ser calificado de acoso laboral e incluso psicológico en la vida civil puede obviarse e incluso taparse en el ejército español? Todo ello la misma semana que, según adelanta Periodista Digital en su web el Ministerio de Defensa ultima un proyecto de ley para recortar todavía más los derechos de nuestros soldados. Ahora ya no podrán expresar en voz alta sus opiniones relativas a sus superiores.
El problema es más profundo de lo que parece y debería hacernos reflexionar sobre el papel de nuestras fuerzas armadas. Siempre nos dicen que el ejército se ha modernizado con su profesionalización, pero ¿estamos seguros de que las reformas llegaron a todo el mundo o se han modernizado sólo las armas y no las personas? Que le pregunten al cabo Pérez.
2

El sector eólico está en pie de guerra. Como publica esta semana la revista Interviú no todo es tan limpio en las energías renovables tal y como parece. Las empresas que instalan y gestionan aerogeneradores ya han advertido que la crisis les ha hecho perder 16 mil empleos y auguran un mal futuro, con la previsible pérdida de otros 8 mil trabajos si el sector no continúa progresando en los próximos años. Mientras tanto, ecologistas, empresas, ayuntamientos y ministerio de Industria y Energía no logran ponerse de acuerdo respecto al fatídico Real Decreto 6/2009, que limita el máximo de aerogeneradores que se pueden poner en marcha en nuestro suelo anualmente y al que los empresarios culpan de todos su males. Los primeros piden respeto medioambiental e inversiones, los empresarios más libertad para seguir creciendo y la Administración argumenta que es necesario poner más orden en el sector. Y al final va resultar que, parafraseando a Cervantes en boca de Sancho, "no son gigantes mi señor, que son molinos de viento".
4

Los habitantes de El Pego, un pequeño pueblo de Zamora, luchan contra la Administración para que alguien les arregle la carretera que les comunica con el resto del mundo. Esta semana su historia se publica en la página 42 de la revista Interviú, ya que han decidido cortarla por el riesgo que supone para la circulación. Me recuerdan a los aguerridos galos de las historias de Asterix. Ellos solos contra el imperio romano y César, sólo que en este caso el imperio es la Administración y César es la Diputación Provincial de Zamora que no les arregla la carretera destrozada, por lo que estos modernos Asterix y Obelix, con su alcalde Abraracúrcix (Leónides Riesco) a la cabeza defienden su derecho a tener unas vías de comunicación dignas. Al igual que en los cómics, nadie les hace caso. Todo el mundo pasa y mira, pero nadie les arregla la comarcal.



Desde la publicación en Interviú de un reportaje sobre las condiciones laborales de las madres que trabajan en las tiendas de moda Zara a la redacción de esta revista no dejan de llegar testimonios nuevos que se suman a los ya incluidos en el reportaje, pero también de otros comercios del sector sobre jóvenes que sufren el mismo problema y otros más graves. Pero lo más destacable, tras la tormenta en el consejo de Inditex que se generó tras la publicación, fue la llamada telefónica de un joven extranjero para contar que en su trabajo, camarero de una conocida franquicia de restaurantes en el centro comercial La Vaguada de Madrid, le habían hecho firmar la baja voluntaria junto con el contrato de trabajo. Es decir, que cuando el empresario quisiera podía despedirle sin derecho a indemnización, simplemente haciendo efectiva esa baja voluntaria. El ministro Corbacho va a tener que hacerlo mejor para velar por los derechos laborales de los trabajadores.