• Feed RSS
2
Confieso no haber leído por completo el nuevo libro de Daniel Montero, compañero de profesión, de pupitre en Interviú, de prácticas deportivas y de algunas otras cosas que terminaron por convertirlo en amigo. Por todo esto no puedo ser objetivo cuando hablo de sus reportajes o de este segundo libro (el primero fue La Casta), que hoy lunes ve la luz. Sin haberlo leído del todo, sólo en su "bruto" original, puedo decir que he sido testigo privilegiado del alumbramiento de "La correa al cuello", una visión novelada sobre la vida de Francisco Correa, principal implicado en la trama Gürtel y por ello no deja de asombrarme la pasión, dedicación y tenacidad que Daniel le pone a todos los proyectos que emprende. Es un tipo capaz de leer un sumario con el mismo interés que vimos la final de España en el pasado Mundial.
Como periodista mi colega es uno de esos que no le dejan a uno indiferente con lo que investigan y escriben, y es de agradecer porque son muy pocos, apenas caben en los dedos de una mano, los que despiertan en mi ese interés. Me imagino a Daniel en cualquier época y cualquier lugar y me lo imagino siempre de la misma manera: investigando y descubriendo para los lectores otras tramas, otros mundos, otras vidas y contándolo después. Ahora lo hace con este libro. No os lo perdáis, por imprescindible, y porque lleva la firma de Daniel Montero.
1

Esta semana la revista Interviú ha publicado un reportaje sobre cuatro funcionarios del ayuntamiento de Logroño que se sienten acosados laboralmente por sus superiores. En el caso de dos de ellos el fiscal ha actuado de oficio y ha imputado al director de personal del consistorio logroñés y a su mano derecha. En los otros dos no, pero ha recomendado que los afectados acudiesen a la justicia en forma de denuncia. Los cuatro cuentan sus casos en la revista, dando nombres y apellidos, sin nada que ocultar.
El tema es que el reportaje no ha dejado indiferente a nadie en Logroño, ni autoridades municipales ni trabajadores afectados e incluso en la web de Interviú se ha generado un debate con acusaciones cruzadas de todo tipo. El debate suele ser casi siempre enriquecedor mientras no se traspasen los límites de la educación y la falta de respeto, algo que no ha sucedido en este caso. Uno de las personas que comenta incluso amenaza veladamente a los hijos de una de las víctimas del acoso. Es decir, si no puedes vencer a la madre métete con sus hijos. Es deleznable.
De momento, ya uno de los que se han sentido insultados en los comentarios, por ende juez de profesión, ya ha planteado su intención de demandar a quienes le han insultado, aunque ahora tendrá que averiguar quien ha sido, ya que los acosadores siempre se esconden en el anonimato.